Biografías
Thomas Graham

Thomas Graham (1805 - 1869)Thomas Graham nació en Glasgow, Escocia, el 21 de diciembre de 1805.  Graham entró en la universidad de Glasgow en 1819, a la edad de 14 años. Mientras estuvo allí, las conferencias de la química de Thomas Thomson lo influenciaron fuertemente para incorporarse al estudio de este campo. Trabajó dos años con la tutela de Thomas Charles en la universidad de Edimburgo. Posteriormente volvió a Glasgow, en donde  enseñó en  privado matemáticas y  química durante un año. En 1829, hizo de ayudante en una escuela para enseñar ciencia y en 1830  hizo de  profesor de la química en la universidad de Anderson (más adelante la universidad real de ciencia y de tecnología) en Glasgow.

 

En 1841 ayudó a crear la sociedad química de Londres, la primera sociedad nacional de la química que fue tomada como modelo para la formación de sociedades similares en Francia (1857), Alemania (1867), y los Estados Unidos (1876). Graham fue  el primer presidente de la sociedad química de Londres.  Permaneció en la universidad durante dos años.

 

En  su trabajo Graham recibió varias condecoraciones incluyendo la medalla real de la sociedad real  (1837 y 1863), la medalla de Copley de la sociedad real (1862), y el Prix Jecker de la academia de París de las ciencias (1862). Además su libro de texto “elementos de la química”, era ampliamente utilizado en Inglaterra y en Europa.

Trabajo científico

El trabajo de Graham se puede ahora describir principalmente como química física. Sin embargo, sus intereses fueron variados e incluyeron lo siguiente:

  1. difusión de los gases (ley de Graham)

  2. la absorción de gases por el carbón de leña

  3. solubilidad de gases

  4. coloides y emulsiones

  5. compuestos del fósforo incluyendo las fosfinas y los fosfatos inorgánicos

  6. los borealis del aurora

  7. la absorción del gas de hidrógeno por el metal del paladio

  8. la determinación de los fórmulas de los tres ácidos fosfóricos

  9. la adulteración del café (en un artículo en el diario de la sociedad química de Londres en 1857 tituló “informe sobre el modo de detectar las sustancias vegetales mezcladas con café con el fin de la adulteración”

  10. la producción del alcohol durante fabricación del pan

 Experimento de Graham sobre la difusión de gases

Sus tres áreas importantes de la contribución están en la difusión de gases, de la química coloide (consideran a Graham a menudo el padre de la química coloide), y de la determinación de los fórmulas de los iones poliatomicos de PxOy. Además, el trabajo de Graham con la absorción del gas de hidrógeno por el metal del paladio ha adquirido más significación a la luz de la controversia de la fusión fría.

 

El primer experimento de Graham con los gases se ocupó de la difusión de diversos gases en la atmósfera. Los gases eran introducidos por separado en un envase cilíndrico con un tubo que se abría en la atmósfera. El tubo se doblaba en un angulo recto, con la extremidad señalando hacia arriba o hacia abajo dependiendo de si el gas era más o menos denso que el aire. Después de varias horas de difusión, el cilindro se colocaba en un canal neumático y el agua entraba  para sustituir el gas que se había difundido hacia fuera. De esta manera Graham podía medir la cantidad de un gas determinado que se difundía en una cantidad de tiempo dada. Gram., en 1833 publicó un artículo, “sobre la ley de la difusión de gases,” en cuál  explícitamente indicó lo que ahora llamamos la ley de Gram., que establece que las velocidades de difusión de los gases son inversamente proporcionales a las raíces cuadradas de sus respectivas densidades. Gráficamente:

siendo v las velocidades y δ las densidades.

Antes de 1833 a Graham publicó su trabajo sobre compuestos del fósforo, Demostró experimentalmente que había dos formas de ácido fosfórico que produjeron una variedad de sales. La forma común, qué ahora sabemos es Na2HPO4, (bifosfato sódico) dio un precipitado amarillo con el nitrato de plata y a la izquierda la solución ácida. La segunda forma resultó al calentar la sal del fosfato (Na2HPO4) sobre 350 º C. Esta forma dio un precipitado blanco con el nitrato de plata y una solución neutral. Desafortunadamente, el formalismo dualístico para las sales creo mucha confusión para la comprensión de éstos y otros compuestos del fósforo. Por ejemplo, el sulfato potásico (K2SO4) fue formulado como KO*SO3 y el compuesto ácido del sulfato del potasio (que hoy conocemos como bisulfato potásico KHSO4) fue formulado como KO*2SO3 y el hidrógeno se creyó que formaba parte del agua de hidratación. Las fórmulas para el bicarbonato de potasio se asignaron de manera semejante  KO*2CO2 y el bicromato de potasio fue pensado para ser KO*2CrO3. Los compuestos del fosfato eran más complicados porque el pirofosfato (Na4P2O7) y el fosfato neutral (Na2HPO4) ambos parecían ser 2NaO*P2O5. Sin embargo, Graham encontró que cuando los cristales del fosfato neutro eran calentados, una de las moléculas de agua de hidratación se perdía fácilmente  y la unidad pasada del agua no se perdía hasta que la temperatura era mucho más alta. La diferencia entre las dos sales del fosfato era una molécula de agua. Graham entonces concluyó que el agua pudo desempeñar el papel de una base en una sal. De esta manera Graham  determinó que había realmente tres sales del fosfato del sodio (Na3PO4, Na2HPO4, NaH2PO4) así como el pirofosfato del sodio (Na4P2O7) y el metafosfato de sodio (NaPO3).

 

El trabajo de Graham sobre los coloides fue pasado por alto en gran parte cuando se publicó, principalmente porque él introdujo un vocabulario que era diferente al de sus colegas. Los coloides son las soluciones en las cuales las partículas dispersadas están entre 10-7 y 10-4 centímetros de diámetro y no se pueden separar por la filtración o la gravedad solamente. Él también utilizó un “dialyzer” para separar los coloides de los cristaloides Graham preparó los coloides del ácido silícico, del óxido férrico, y de otros óxidos de metal acuosos, e indicó que los coloides y los cristaloides “aparecen como diversos mundos de la materia”. Sin embargo, él también reconoció que “en naturaleza no hay transiciones precipitadas, y las distinciones de la clase nunca son absolutas.

 
 

Marta Almerich

 

Volver al índice de G de Biografías