Biografías
Thomas Alva Edison

Con más de un millar de descubrimientos en su haber, el físico estadounidense Thomas Alva Edison fue uno de los más prolíficos inventores de nuestro tiempo 

 

Thomas Alva Edison (1847 - 1931)Thomas Alva Edison nació en la ciudad de Milán (Ohio), en 1847. Fue educado en su propia casa por su madre, maestra de escuela, que favoreció su temprano interés por la física y la química. Comenzó pronto a trabajar como vendedor de periódicos en los ferrocarriles, y fue precisamente en un vagón de tren donde monto un primer laboratorio destinado a realizar experimentos.

Tras una etapa como telegrafista en Boston, en 1869 se traslado a Nueva York desde se estableció como inventor independiente. Sus estudios en el campo de la transmisión eléctrica habrían de traducirse muy pronto en una considerable mejora del telégrafo.

Diversos éxitos en el perfeccionamiento del instrumental técnico le proporcionaron prestigio y reconocimientos crecientes, así como ingresos suficientes para proseguir desahogadamente sus invenciones.

Edison fue el inventor de la lámpara de incandescencia, instrumento capaz de emitir luz gracias a la presencia de un filamento que se pone incandescente al paso de la electricidad. En esta línea, sus experimentos en la producción de corriente eléctrica  a partir de un dinamo impulsada por una maquina de vapor, mecanismo que Edison fue el primero en conseguir, resultaron fundamentales. Asimismo, ideó un novedoso sistema de conexión de lámparas en paralelo.

Por otra parte, construyó la primera central de producción de energía eléctrica y el primer ferrocarril eléctrico.

En el ámbito de la telegrafía, Edison fue creador del telégrafo impresor y del telégrafo cuádruple (1874), mecanismo capaz de transmitir simultáneamente dos comunicaciones en cada dirección, utilizando un solo par de cables.

A el se deben, igualmente, inventos como el micrófono de carbón, que mejoró el teléfono de Gram. Bell; el fonógrafo, un aparato de grabación y reproducción de sonidos; el kinetoscopio, antecesor del cinematógrafo; las baterías alcalinas, o nuevos tipos de cementos y hormigón.

 

La iluminación eléctrica

La bombilla de EdisonUna de las mas celebres aportaciones de Edisón tuvo lugar en el campo del alumbrado, gracias a la difusión de la iluminación eléctrica; el proceso, desde que en septiembre de 1878 se lanzara a la consecución de dicha empresa hasta la inauguración de servicio de luz eléctrica en Nueva Cork (1882), fue largo. No obstante, en octubre de 1879 realizó una primera demostración con éxito.

Los primeros sistemas de alumbrado se basaron en la combustión de un líquido, fundamentalmente aceite o petróleo. Más adelante, el liquido fue sustituido por vapor o gas (acetileno, vapor de gasolina, gas de alumbrado). La aportación de Edison en este ámbito permitió el abandono de estos mecanismos tradicionales y su sustitución por una forma más moderna de iluminación por incandescencia.

El punto de partida fue el hallazgo de un filamento idóneo, de carbón, que Edison introdujo en un globo de cristal en cuyo interior hizo un vació. El paso de una corriente eléctrica a través de dicho filamento producía su calentamiento, y consecuentemente, la emisión de luz. El 19 de octubre de 1879, tras numerosos ensayos, Edison consiguió que el prototipo de bombilla eléctrica ideado por él  luciera durante cuarenta horas. Este hecho supuso el nacimiento de la luz eléctrica.

 

El “efecto edison”

Efecto edisonEl principal descubrimiento del estadounidense, desde el punto de vista de su importancia científica fue “el efecto Edisón” (1883), en el que estaban basados, por ejemplo, los aparatos de rayos X. Ello hubiera sido imposible sin la invención previa de la lámpara eléctrica de filamento de carbón.

El efecto Edison consiste en un fenómeno de conducción eléctrica que tiene lugar en el vació. Edison descubrió que los electrones que se desprenden de un filamento incandescente pueden ser atraídos por un electrodo positivo, dispuesto en el mismo tubo. Con las mejoras oportunas, dicho invento sirvió de base para el desarrollo posterior de la electrónica. Concretamente, resultó una aportación imprescindible para la radio y la televisión en la primera mitad del siglo XX.

 

El fonógrafo.

Aunque pueden haber existido experimentos anteriores de grabación y reproducción del sonido, se considera que el inventor del fonógrafo fue el norteamericano Thomas Alva Edison, patentado el 17 de febrero de 1877.

FonógrafoEl fonógrafo funcionaba con un estilete conectado a un diafragma, el estilete abría un surco continuo en un cilindro y se usaba para grabar y reproducir. Su sonido era mediocre. Pero pronto sería mejorado.

En 1886, Chichester Bell y Charles Summer Tainter patentaron un aparato parecido al fonógrafo, el "grafófono", que fue aplicado al sonido del cinematógrafo, y fue el origen de la CBS (Columbia Broadcasting System).

En 1887, el alemán Emil Berliner, introdujo en los EEUU, el "gramófono" de disco plano en lugar del cilindro de Edison. También produjo para los "gramófonos", el disco, retomando un proyecto del "fonoautógrafo" del francés Scott de Martinville en 1857, y del "paleófono" de Charles Cros.

El aparato de Berliner constaba de un  plato giratorio (base circular sobre la que se colocaba el disco), un brazo, una aguja (o púa) y un amplificador. Mediante un motor eléctrico se hacía girar el plato a una velocidad constante, de 33, 45 ó 78 revoluciones por minuto (rpm). El brazo tenía un extremo libre con la púa.

Muchas pruebas y modificaciones  tuvieron que hacerse, como el reemplazo del sistema de relojería a cuerda (que perdía velocidad antes de concluir la canción, al terminarse la cuerda y había que hacerlo frecuentemente) por motores eléctricos.

Pero fue el comienzo de una evolución cada vez más perfeccionada en la reproducción del sonido. En la mitad del Siglo XX los modelos existentes eran llamados tocadiscos, y los más completos, "combinados".

 

El kinetoscopio

KinetoscopioEl kinetoscopio, inventado por Thomas Edison y William K. L. Dickson, está considerado como la primera máquina de cine. Era ya utilizada a principios de la década de 1890 y pronto se hizo popular en fiestas de carnavales y en atracciones.

El kinetoscopio era un aparato destinado a la visión individual de bandas de imágenes sin fin, pero que no permitía su proyección sobre una pantalla. Era una caja de madera vertical con una serie de bobinas sobre las que corrían 14 m. de película en un bucle continuo.

La película, en movimiento constante, pasaba por una lámpara eléctrica y por debajo de un cristal magnificador colocado en la parte superior de la caja. Entre la lámpara y la película había un obturador de disco rotatorio perforado con una estrecha ranura, que iluminaba cada fotograma tan brevemente que congelaba el movimiento de la película, proporcionando unas 40 imágenes/segundo.

Las películas utilizadas hacían 3/4 de pulgada (19 mm.) y eran transportadas por medio de un mecanismo de alimentación horizontal. Las imágenes eran circulares. El visor individual se ponía en marcha introduciéndole una moneda que activaba el motor eléctrico y ofrecía una visualización de unos 20 segundos.

Las salas de kinetoscopio, que funcionaban con una moneda, surgieron en Nueva York a finales de 1890.

 

El micrófono de carbón

Fueron los micrófonos utilizados durante mucho tiempo en los teléfonos. Su principio de funcionamiento se basa en el cambio de resistencia en los granos de carbón al ser comprimidos por el diafragma, al recibir éste las variaciones de presión sonora.

En la curva de respuesta en frecuencia del micrófono de carbón se deducen sus pobres características que han hecho posible su casi desaparición del mercado. (Excepto en teléfonos económicos).

 

Maite Moreno   
2º de Bachillerato

Volver al índice de E de Biografías